Estacionar… y conducir y comprar y comer y trabajar… en algun lado y de algun modo los masticaron y los escupieron y ya no quieren vivir mas, no se dan cuenta de como es este mundo con tantas revolturas, cada dia es una prueba agonizante, como balancear un pote de agua hirviente en la cabeza mientras la gente te golpea las piernas y el trasero. Creen que estoy loco?! Pues la unica enfermedad que tengo es la vida moderna, un eterno sufrimiento de ineficiencia miseria que es un desfile de decepcion, desaire, engaño, exclusiones, frivolidad, traicion, boberias, adulaje y cazadores, todos haciendo cada dia tan divertido como el cerrar un auto ardiente con la lengua, en donde aun, si uno tiene la suerte de la posibilidad de un poco de placer, como digamos, que una operadora telefonica ninfomaniaca con el control muscular de una limpiadora de petates acepta desnudarse contigo, terminara antes de empezar, porque algun taxista maloliente golpea su taximetro en tu portezuela, y el taxi es de algun golpeador de piñatas de un culto de santeria en Guacalpa, quien comienza a enseñarte huesos de gallina y te da un moreton en el rostro tan grande que solo necesita el autografo de Michael Jordan para completarlo, y aun con todo esto, con todo esto!, aun me levanto de mi patetica cama cada mañana y meto mi rostro en la maquina segadora un dia mas, sabiendo que cuando sea la hora de usar la llave de la carta cósmica en las puertas del cielo no estaré en mi ataud de todo modos porque algun ladrón desalmado vendió mi corazón, páncreas y otros órganos bien sanos al mismo culto de santeria. Por eso alguien se preguntará por qué alguien aguanta la cordura por los átomos de las puntas de las uñas, mientras que la vida juega sucio con sus dígitos, Y EN VERDAD SE PREGUNTAN POR QUE PAREZCO… loco?.
Ahh, pero seguro que ya han escuchado esto cientos de veces…

 

Leave a reply

 

Your email address will not be published.