Todo se detuvo por unos segundos, ya no sentía nada, ni el ruido de los autos, ni las personas a mi alrededor, ni siquiera lo que me decía la chica que estaba conmigo…solo esa horrible sensación de derrumbe que invadía todo mi cuerpo, las pocas esperanzas que tenia habían desaparecido y yo hubiese preferido haber desaparecido con ellas.
No tenia ganas de caminar pero tampoco quería quedarme ahí, así que camine, prendí un cigarrillo y aunque no quería pensar un montón de cosas se apoderaban de mi cabeza, era una sensación extraña no era miedo ni tristeza, sentía que había perdido algo que nunca fue mío, algo que ni siquiera estaba seguro de poder tener pero ahora estaba seguro que por mas que lo intente nunca iba a tenerlo, estaba
seguro que todo fue parte de mis fantasías y que veía las cosas como quería verlas y no como eran en realidad. Y de lejos, como si mi mente, mi cuerpo y mi alma se hubieran dividido me pude ver caminando por una avenida después de haber caído de un gran sueño, un sueño que me cegó y me hizo sentir como nunca antes pero que ya había terminado.
Me sentía egoísta, en el fondo siempre he sido egoísta.

Unknown source

 

Leave a reply

 

Your email address will not be published.