No voy a hablaros de juegos absurdos como el parchís, la oca, el monopoly! Por dios el monopoly….. ¿Que eso? Que clase de tortura es esa….. En la caja deberían poner con letras gigantes: ESTE JUEGO NO TERMINA NUNCA, que la gente sepa lo que compra! , y que venga con garantía, que al tercer día de tenerlo en casa, te faltan la mitad de las calles, y hoteles:
Al final los garbanzos, hacen el papel de hotel place…
-alguien a visto la calle Cervantes, Cervantes,…, quien tiene a Cervantes….
-aaaa el perro, el otro día lo vi jugando con la tarjeta…
¿Para que quiere el perro la calle Cervantes? Si con la esquina ya tiene bastante…

En fin voy a hablaros de un juego único, magnifico, dinamismo puro, que no todos conoceréis, porque es solo para gente con una gran capacidad mental………………., o sea yo y mis amigas del cole: EL CUARTO OSCURO

Ooohh, que juego, era una gymkhana pero a oscuras… y la regla básica era, NO ROMPAS NADA.

Nos juntábamos en casa de una, y nos pasábamos minutos intentando decidir que hacíamos, si cómics, si comprar chuches, si saltar a la comba, si pintar las agendas… Pero siempre había una listilla, que sonreía y decía:
– ¡ya esta!
A ti te entraba como un escalofrió en el cuerpo, y miras a las demás, y las demás te miraban a ti, y sabias lo que iba a pasar, y querías levantarte y salir corriendo de esa casa…
– ¿Jugamos al cuarto oscuro? (con una cara de demonio angelical)
Toma ya!! Tendría k haberme apostado algo!

Tu seguías mirando a las demás, con los ojos abiertos como platos, haber quien decía k no, claro es que con esa cara de demonio angelical, quien le iba a decir que no… y encima hacia gimnasia deportiva, y daba un poco de miedo la verdad, en cualquier momento podría pegar un brinco, hacer tres saltos mortales, una rueda, el pino, rebotar contra la pared, y darte una colleja, así que siempre aceptábamos.

Y es que daba miedo, toooda la casa a oscuras, y todo el mundo escondido, esperando a que le encontraras… estaba claro, si les encontrabas las muy jodias te pegaban un susto de muerte! Y si había alguien escondido allí, que no era ninguna de tus amigas? Ostia k mal rollo:
-ay perdona, no te buscaba a ti, seguiré buscando mas para allá…..

Ideas absurdas como esa se apoderaban de ti, e ibas por el pasillo, hablando, contando, que cuando rozabas un radiador, pegabas un xillio! Ostia es que podía ser un espíritu maligno, que estaba allí aganxao esperando a que alguien le toque, para matarle…

Creo k si jugara ahora me lo montaría diferente, yo les asustaría a ellas, y se iban a cagar… y sobretodo la gimnicomiaca angelical… oscuro…oscuro… te ibas a enterar tu de lo que es un cuarto oscuro!!
Por empezar, mientras contaba asta cien, no contaría, lo haría ver, y aria trampas miraría hacia donde van,…, y luego entraría sigilosamente y en la oscuridad del cuarto dels diría… TE VOY A DESTRIPAR!!! Se iban a enterar estas de lo que vale un cuarto oscuro!
A mi tmb se me había ocurrido mas de una vez, que mientras todo el mundo estaba escondido, descojonandose de risa, imaginándose mi cara de susto; yo podría salir de la casa i irme tan tranquilamente a la mía, y dejarlas allí mas tiradas que una colilla, pero luego me sabia mal,…, irme sola a casa, y me hacia la tonta….

Es que muchas veces sabias donde estaban y te resistías a mirar, yo era un poco mala, la verdad:
y pensaba

Unknown source

 

Leave a reply

 

Your email address will not be published.